RafaMorata.com


no es posible el cine sin pasión

Tal y como indica el propio dominio de este sitio, me llamo Rafael Morata. No soy crítico ni me dedico a ninguna faceta que tenga que ver con el cine: soy maestro de Educación Primaria en un colegio público. Sin embargo, junto a mi vocación docente, el Séptimo Arte lo es prácticamente todo para mí.

El origen de esta página viene de lejos, aunque el causante de la misma tiene nombre propio: Rainer Werner Fassbinder, mi director favorito, al que siempre soñé con corresponder de algún modo todo lo que me ha influido y enseñado a través de su vida, sus pensamientos y su obra.

Desde 2002 a 2006, la web conoció una primera versión muy simple. Con ocasión de una inesperada invitación de la Filmoteca de Andalucía para presentar en abril de 2006, junto a otros amigos cinéfilos, una extensa retrospectiva de la obra del cineasta alemán, decidí adquirir el actual dominio y alojarla en un servidor profesional. El diseño fue mejorado mínimamente, de forma intuitiva, pero nació obsoleto, poco o nada funcional y sin atractivo alguno. La aceptación generalizada que tuvo el sitio y el hecho de que se convirtiera desde entonces en un lugar de referencia -algo inimaginable para mí-, hizo que desistiera durante años de modificarlo. En noviembre de 2011, bajo la consigna de sobriedad y sencillez, Ramón de la Cruz actualizó y mejoró el diseño de la página, ocasión que aproveché para revisar y corregir todas las secciones, además de ampliar, modificar e incluso reelaborar los textos sobre sus películas, unos textos que nacieron en un primer momento con el objeto de dar leves pinceladas sobre las obras del genio alemán pero que finalmente se me antojaban insuficientes y superficiales, por lo que decidí darles un considerable giro en la nueva andadura.

En 2017, ya tocaba dar un paso más... y no solo para modernizar el diseño y corregir errores de código sino también para transformarla en responsive, adaptando su apariencia y navegación a diferentes dispositivos. Una tarea de tal envergadura requería dejarla forzosamente en manos de un profesional. Tuve la suerte de que me recomendaran a Pedro Blanch: no hay palabras para agradecerle el resultado de su trabajo, además del tiempo e interés dedicado a esta web tan mastodóntica como la obra de Fassbinder.

Este sitio se complementa con El cine por delante, blog que incluye textos personales sobre películas y temas relacionados con el Séptimo Arte.